Hazte socio ya!
RSS

FUENTE: El País

Al filo del atardecer, Ciri y Cabrera se tiraron al monte, escopetas al ristre. Tras de sí dejaban a tres guardias civiles heridos de diversa consideración, después de que les descubrieran en la plantación de marihuana que los tres supuestos narcos tenían en mitad del campo en Bornos, un pueblecito de la sierra de Cádiz. Ocurrió la tarde de este pasado miércoles y, como si fuesen bandoleros contemporáneos con poco de romanticismo y mucho de peligrosidad, uno de los sospechosos acabó detenido horas después en mitad de la sierra y otro aún sigue oculto entre zonas de bosque, tras protagonizar este suceso en una zona donde los cultivos de maría se hacen cada vez más comunes e incontrolables.

Más de 200 agentes de los Grupos de Acción Rápida de la Guardia Civil buscan al atacante por tierra y aire. El despliegue es amplio, pero se topan con un delincuente habitual que “se conoce la sierra como la palma de su mano”, asegura un agente conocedor del caso. “No va a ser fácil encontrarle”, añade. “Son unos artistas del toreo, viejos conocidos para la Guardia Civil”, asegura un vecino de Bornos, donde residen los dos supuestos autores del ataque. J. C. B. y J. S. C., conocidos como Ciri y Cabrera. Los sospechosos acumulan años de antecedentes policiales por delitos menores, hasta que hace un tiempo se pasaron a los cultivos de marihuana en la Sierra de Cádiz que tan bien conocen, según explica un investigador conocedor del caso.

Pero este miércoles por la tarde rebasaron la línea del narcotráfico a las afueras del pueblo de Bornos (7.800 habitantes), en una zona rural cercana a la antigua Venta de Bornos. Tres guardias civiles de la compañía de Villamartín acudieron hasta la zona para realizar labores de inspección en torno a las seis de la tarde, sabedores de que “ahora es cuando los cultivos de marihuana están floreciendo y es cuando los narcos comienzan a recogerla”, como apunta un investigador. “Fue bajarse del coche y los sospechosos abrieron fuego con sus escopetas. Los conocían y sabían que eran guardias”, explica la misma fuente. Horas después del suceso acabó detenido uno de los sospechosos, aunque no ha trascendido cuál de los dos supuestos narcos es.

Los atacantes llevaban las armas cargadas con cartuchos de caza con perdigones duros. Sus disparos hirieron de gravedad en la pierna a uno de los tres guardias civiles que ha tenido que ser trasladado al hospital de Villamartín. Los otros dos compañeros sufren heridas menores en torso y brazos. “Les cayó una lluvia de perdigones”, añade otro agente que ha estado en contacto con los siniestrados. Aunque no se teme por la vida de ninguno de los heridos, sí preocupa el estado del más grave. “Le han destrozado el tobillo”, valora con indignación la misma fuente.

Aunque aún no ha trascendido la extensión y número de plantas de marihuana que los dos supuestos narcos intentaban ocultar en plena ribera del pantano de Bornos, las primeras valoraciones apuntan a que se trata de un importante cultivo. De hecho, forma parte del modus operandi habitual de Ciri y Cabrera, que se han hecho un nombre entre los guardias civiles de la sierra por expandir su negocio ilegal por diversos pueblos de la zona. Conocedores de un terreno escarpado, plagado de caminos, carreteras sinuosas y casas aisladas; los supuestos narcos aprovechan la orografía para buscar antiguos campos de cultivo para plantar maría en fincas que pasan desapercibidas. “Tienen toda la sierra plantada”, apunta el guardia civil.

Este incremento de plantaciones de marihuana en entornos rurales preocupa especialmente en la sierra de Cádiz, una zona habitualmente tranquila que solía quedar al margen del interés de los grandes narcos. Aunque no es la primera vez, tampoco es habitual que un delincuente de la zona se atreva a abrir fuego contra unos agentes, una forma de proceder que llegó a convertirse en común entre las mafias del hachís del Estrecho, antes de que se crease el Plan Especial de Seguridad. Este tiroteo incrementa la preocupación de los vecinos de esta zona rural de Cádiz. “Necesitamos más presión, más agentes. No todo es el Estrecho”, apunta una autoridad de la zona con tono preocupado.

Comments are closed.

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el C...

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el ...

Heridos tres guardias civiles al ser recibidos a t...

FUENTE: El País Al filo del atardecer, Ciri y Cabrera se ...

DETENIDO EN ANDORRA EL "RAMBO DE REQUENA"...

FUENTE: El Heraldo Andorra revivió este lunes el episodio más negro ...

MUERE EL OCTAVO GUARDIA CIVIL POR COVID-19...

FUENTE: El Correo de Andalucía El cabo mayor de la Guardia ...

MUERE EL PRIMER GUARDIA CIVIL EN EXTREMADURA POR C...

Fernando Santiago Caminero, de 62 años de edad, era un ...

Enlaces

  • Guardia Civil
  • Publicaciones y Boletines