Hazte socio ya!
RSS

Los candidatos virtuales a la Casa Blanca han suspendido su campaña ante la tragedia. El sospechoso del tiroteo habría combatido en Afganistán

En medio de la conmoción, las autoridades estadounidenses lanzan mensajes a la ciudadanía para contener la tensión por la tragedia ocurrida en Dallas. «La violencia nunca es la respuesta», ha subrayado la fiscal general de EE.UU, Loretta Lynch, en una comparecencia en la que «imploraba» a los ciudadanos a que no dejen que esta semana se convierta en la nueva normalidad del país.

People rally in Dallas, Texas, on July 7, 2016 to protest the deaths of Alton Sterling and Philando Castile. Black motorist Philando Castile, 32, a school cafeteria worker, was shot at close range by a Minnesota cop and seen bleeding to death in a graphic video shot by his girlfriend that went viral Thursday, the second fatal police shooting to rock America in as many days. / AFP PHOTO / Laura Buckman

People rally in Dallas, Texas, on July 7, 2016 to protest the deaths of Alton Sterling and Philando Castile.
Black motorist Philando Castile, 32, a school cafeteria worker, was shot at close range by a Minnesota cop and seen bleeding to death in a graphic video shot by his girlfriend that went viral Thursday, the second fatal police shooting to rock America in as many days. / AFP PHOTO / Laura Buckman

Han sido tres días aciagos para el país, que culminaron en la madrugada del viernes (hora española) con el fallecimiento de cinco policías. Tres de las víctimas han sido identificados: Brent Thomson, Michael Krol y Patrick Zamarripa.

El ataque que sesgó la vida de cinco agentes e hirió a otros siete policías y dos civiles fue perpetrado por un francotirador. Horas más tarde del suceso fue identificado oficialmente como Micah Xavier Johnson, de 25 años de edad. El joven era veterano del ejército de EE.UU y murió tras una explosión controlada por un robot, según informó el jefe de policía Brown. Otros tres sospechosos están bajo custodia policial.

Los agentes estaban vigilando una concentración pacífica organizada por Black lives matter tras la muerte esta semana de dos jóvenes afroamericanos, Alton Sterling y Philando Castile, en incidentes con la policía de Lousiana y Minnesota. Los vídeos difundidos sobre cómo sucedieron ambos altercados generaron malestar en la comunidad afroamericana, que volvió a sentirse víctima de una persecución como denunciaba la madre de Castile.

Al expresar sus condolencias a los familiares de los agentes fallecidos desde Polonia, el presidente Barack Obama calificó la masacre de «ataque despreciable, despiadado y calculado contra la fuerzas del orden». Un día antes, Obama había comparecido para dar el pésame a la familia de Sterling y Castile. En su intervención recordó que se han visto «estas tragedias demasiadas veces» e instó a reformar el sistema de justicia criminal donde se perciben disparidades raciales. «Podemos hacerlo mejor», dijo después de mostrar su «respeto y extraordinario aprecio por la inmensa mayoría de los oficiales de policía que arriesgan su vida por protegernos cada día».

Horas después de esas palabras de esperanza se produjo el tiroteo en Dallas desde «posiciones elevadas» y de manera «bien organizada» contra la policía. Una emboscada que sesgó la vida de cinco agentes entre centenares de personas. Tras los disparos que sembraron el caos en las calles por donde discurría la marcha -también resultaron heridos dos civiles-, los policías lograron acorralar a Johnson en el centro de estudios ‘El Centro College’, donde permaneció atrincherado varias horas, según explicó Brown en una comparecencia ante los medios.

Durante sus conversaciones con el negociador, el joven de 25 años dijo que estaba «enfadado con Black Lives matter», el movimiento que nació hace dos años que aboga por una justicia igualitaria con los afroamericanos. También estaba molesto «por los recientes tiroteos de la policía; con los blancos; y quería matar a gente blanca, especialmente agentes blancos«, detalló Brown.

Este viernes, una vez identificado el sospechoso, el Pentágono confirmó que Johnson había sido reservista en el ejército de EEUU y que estuvo en Afganistán. Antes de que las fuerzas especiales detonasen la bomba que acabó con la vida Jonson, éste dijo a la policía que actuaba solo y que «no estaba afiliado a ningún grupo». Según fuentes de la Casa Blanca, el vínculo terrorista ha sido descartado.

En medio de la conmoción, profundamente afectado y casi sin palabras para describir la atrocidad vivida, el jefe de policía de Dallas ha hecho un llamamiento a los ciudadanos: «No sentimos mucho apoyo la mayoría de los días. Por favor, necesitamos su apoyo para poder protegerles». También pedía que se acabase la división entre ciudadanía y policía. Mientras el alcalde Mike Rawling llamó a curar las heridas y mantenerse unidos. También citó a los vecinos a congregarse en la ciudad para una vigilia interconfesional.

En esta misma dirección de unidad apuntó la fiscal general de EEUU que reconocía que esta ha sido una «semana de profundo dolor» en la que muchos ciudadanos han tenido la sensación de «impotencia, incertidumbre y miedo». La respuesta para Lynch no debía ser otra más que la «acción calmada, pacífica, colaborativa y determinante». En ningún caso la violencia.

Los candidatos virtuales a la Casa Blanca han supendido este viernes su campaña ante la tragedia. El equipo de campaña de la demócrata Hillary Clinton informó de que posponía el acto con el vicepresidente Joe Biden. La ex secretaria de Estado trasladó sus condolencias vía Twitter.

El republicano Donald Trump también canceló su intervención en Miami (Florida) sobre las oportunidades económicas y censuró en un comunicado el ataque «coordinado y premeditado contra los hombres y mujeres que nos mantienen seguros». El magnate apuntó, sin quitarse el sombrero de candidato, la necesidad de «restablecer la ley y el orden». Trump criticó que «las tensiones raciales han ido a peor, no a mejor. Este no es el sueño americano que queremos para nuestro hijos» y reclamó que es hora de un «liderazgo fuerte, amor y compasión».

FUENTE: El Mundo

Comments are closed.

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el C...

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el ...

Heridos tres guardias civiles al ser recibidos a t...

FUENTE: El País Al filo del atardecer, Ciri y Cabrera se ...

DETENIDO EN ANDORRA EL "RAMBO DE REQUENA"...

FUENTE: El Heraldo Andorra revivió este lunes el episodio más negro ...

MUERE EL OCTAVO GUARDIA CIVIL POR COVID-19...

FUENTE: El Correo de Andalucía El cabo mayor de la Guardia ...

MUERE EL PRIMER GUARDIA CIVIL EN EXTREMADURA POR C...

Fernando Santiago Caminero, de 62 años de edad, era un ...

Enlaces

  • Guardia Civil
  • Publicaciones y Boletines