Hazte socio ya!
RSS

Al menos 34 muertos en una cadena de atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas

50952049-630x473x80xX-1

 

Una ola de explosiones ha sacudido Bruselas a primera hora de este martes en una cadena de ataques que se han cobrado al menos 34 vidas y han dejado más de un centenar de heridos. Dos detonaciones han tenido lugar en el aeropuerto Zaventem de la capital belga y una tercera se ha registrado en la estación de metro de Maelbeek, situada en la calle de la Loi, cerca del edificio de la Comisión Europea.

Las primeras explosiones se han producido en torno a las 07.45 horas de la mañana en la terminal de salidas del aeropuerto de la ciudad. Al menos 14 personas han muerto, según la ministra de Sanidad belga Maggie De Block, y 92 han resultado heridas en este punto, donde las autoridades de seguridad han encontrado un cinturón bomba que no ha sido activado y un Kalashnikov junto al cuerpo sin vida del presunto atacante.

El gobernador provincial de Bruselas, Lodewijk De Witte, ha informado del hallazgo de una «tercera bomba» que no explotó durante el ataque. Un equipo de artificieros de la policía belga procedió a la detonación controlada de este explosivo.

La bomba en el metro ha estallado a las 09.11 horas y ha afectado a la línea que circulaba en dirección d’Arts-Loi. La empresa de transportes belga STIB ha confirmado que al menos 20 personas han fallecido en Maelbeek, otras 17 se encuentran en estado crítico y hay 89 heridos de diversa consideración.

El Estado Islámico ha reivindicado el múltiple atentado a través de un comunicado difundido por Al Amaq, la agencia de noticias vinculada al grupo terrorista: «Combatientes del Estado Islámico han llevado a cabo una serie de atentados con cinturones de explosivos y artefactos explosivos este martes golpeando un aeropuerto y una céntrica estación de metro en la capital de Bélgica, Bruselas».
Colaboración ciudadana

Las cámaras de seguridad del aeropuerto captaron a tres sospechosos de ser los autores materiales de los atentados. Dos de ellos, vestidos de negro, llevan solamente un guante en una mano, concretamente la izquierda, lo que ha llamado la atención de las autoridades. El hombre que figura a la derecha de la imagen, con una chaqueta blanca y un gorro negro, está «siendo buscado activamente».

La policía belga ha subido en su cuenta de Twitter la imagen del hombre de la cazadora blanca y solicitan la colaboración ciudadana para tratar de averiguar su identidad y su paradero.

La imagen de los tres presuntos terroristas. DH.be | EL MUNDO

«Éste es el día más negro de la Historia de nuestro país desde la Segunda Guerra Mundial», ha dicho Bart De Weber, presidente de la Nueva Alianza Flamenca antes de dirigirse al cuartel general de la Policía Local de Amberes para analizar la situación y coordinar las medidas que están llevando a cabo.

En una breve comparecencia ante los medios, el primer ministro belga, Charles Michel, ha mostrado su tristeza por el ataque y ha apelado a «la solidaridad» de los belgas para afrontar este momento. «Temíamos un ataque terrorista y finalmente ha ocurrido», ha añadido, confirmando la versión de la Fiscalía, que había avanzado unas horas antes la hipótesis del atentado terrorista.

«Al menos una de las explosiones en Zaventem ha sido provocada por un kamikace», ha explicado el fiscal en la rueda de prensa junto a Charles Michel. «Hemos puesto en marcha todos los operativos y una investigación» para comprobar, entre otras cosas, «si hay otros posibles autores que estén huyendo». En cualquier caso, ha dicho, «la prioridad es cuidar de las víctimas y tratar a los heridos».

El Gobierno, que ha decretado tres días de luto nacional, ha elevado a 4 el nivel de alerta en todo el país. En los días anteriores, la alerta se encontraba en el umbral 3/4 por «amenaza probable y posible» de atentado terrorista.

El Ejecutivo ha enviado 225 agentes adicionales para reforzar la seguridad en Bruselas y se están llevando a cabo registros en el interior de varias viviendas en los alrededores de la ciudad, informa la televisión pública. La policía ha pedido a los ciudadanos que eviten comentar en las redes sociales todo lo relacionado con las operaciones en curso para no dar pistas a los posibles cómplices de los atentados.
Las claves

A las 07.45 horas de la mañana se han registrado dos explosiones en el aeropuerto Zaventem de Bruselas
Una hora después, en torno a las 09.00 horas de la mañana, se registraba otra detonación en la estación de metro de Maelbeek
Las detonaciones en el aeródromo han sido precedidas de varios disparos de origen incierto y de gritos en árabe
El Estado Islámico reivindica los ataques
El aeropuerto permanecerá cerrado también durante el miércoles
Las cámaras de seguridad captaron a tres sospechosos; uno de ellos está «siendo buscado activamente» por la Policía

Tras las explosiones, Bruselas se ha convertido en una ciudad colapsada y totalmente bloqueada. Toda la red pública de transportes -bus, tren y metro- quedó cerrada, al igual que el tráfico aéreo.

Después de varias horas de tráfico interrumpido, a media tarde se restableció la circulación en dos líneas de la red de trenes de la ciudad. El aeropuerto, que en un principio volvería a abrir sus puertas el miércoles por la mañana, permanecerá cerrado al menos hasta el jueves.

Por otra parte, las autoridades federales han solicitado a la población que no se muevan del lugar en el que se encuentren y que utilicen las redes sociales en lugar del teléfono móvil para informar a sus familiares de que se encuentran en buen estado y evitar así el colapso del espacio.

También los responsables de la Comisión Europea ha pedido a sus empleados que permanezcan en el interior de sus instalaciones o bien que no acudan al lugar lugar de trabajo esta mañana.
Conmoción en la ciudad

La vida se ha detenido en las calles de la ciudad. Las estaciones han cerrado, los taxistas han prestado sus vehículos para trasladar a los heridos, los colegios han sido clausurados y las tiendas, museos, centros comerciales y lugares públicos no abrirán hasta nueva orden.

También fuera de Bélgica se ha instalado la conmoción y se han reforzado las medidas de seguridad.

El primer ministro francés, François Hollande, ha convocado un gabinete de crisis en El Elíseo para abordar la situación y ha ordenado el cierre de la frontera entre Bélgica y París por tren y carretera. En señal de respeto hacia las víctimas, la Torre Eiffel de París se iluminará esta noche con los colores de la bandera de Bélgica.

Otros países como Dinamarca, Reino Unido o Estados Unidos han implementado sus medidas de protección y permanecen en alerta por la amenaza y el temor a un nuevo ataque.


Pánico en el aeropuerto

Las imágenes que ofrecen los medios belgas muestran una gran columna de humo saliendo del edificio afectado en el aeródromo. Las dos explosiones en este punto se han producido de manera consecutiva y han sido precedidas por disparos de procedencia incierta y por gritos en árabe, de acuerdo con la versión de varios pasajeros. Se cree que la primera detonación se ha producido cerca de los mostradores de Brussels Airlines y la segunda cerca de los de American Airlines, situados hacia su lado derecho.

Los testimonios que algunos pasajeros presentes en el aeropuerto están difundiendo a través de redes sociales recogen escenas de pánico y muestran a cientos de personas en el interior corriendo de un lado a otro. «Hay sangre por todas partes», asegura un periodista de DH consultado por el diario La Libre Belgique.

En las imágenes se ven también importantes destrozos en las zonas afectadas por la detonación, donde los cristales rotos y las pantallas hechas pedazos han cubierto el suelo casi como si se tratase de una alfombra.

Muchos pasajeros han optado por abandonar las instalaciones a pie y se dirigen caminando hacia la cercana localidad de Zaventem.

Niels Caignau, un empleado de Swissport, ha contado a la cadena VRT que se encontraba haciendo un descanso de su jornada laboral cuando de repente ha escuchado una explosión y ha visto cómo el humo ha comenzado a inundarlo todo. «Las ventanas están totalmente destruidas. La gente corría en estado de shock», ha relatado.

En shock también se encontraban los pasajeros que han quedado atrapados en los vagones de metro paralizados tras las explosiones. Gritos y lágrimas se han mezclado mientras desalojaban los trenes paralizados, tal y como han recogido algunos pasajeros en las redes sociales. [El vídeo de abajo muestra la evacuación de uno de los trenes de metro afectados]

Las autoridades belgas han habilitado el teléfono 1771 como número de urgencia para quienes deseen información dentro del país. En España, el ministerio de Exteriores también ha facilitado un número de Emergencia en el Consulado de España en Bruselas para posibles afectados (32 2 509 87 46) y ha recordado que desde Madrid se puede llamar al teléfono de Unidad de Emergencia Consular (913948900).

Los sucesos de este martes se producen sólo unos días después de que el pasado viernes las fuerzas especiales de la Policía Federal belga detuvieran a Salah Abdeslam, considerado uno de los autores materiales de los atentados de París del 13 de noviembre.

FUENTE: El Mundo

Comments are closed.

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el C...

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el ...

Heridos tres guardias civiles al ser recibidos a t...

FUENTE: El País Al filo del atardecer, Ciri y Cabrera se ...

DETENIDO EN ANDORRA EL "RAMBO DE REQUENA"...

FUENTE: El Heraldo Andorra revivió este lunes el episodio más negro ...

MUERE EL OCTAVO GUARDIA CIVIL POR COVID-19...

FUENTE: El Correo de Andalucía El cabo mayor de la Guardia ...

MUERE EL PRIMER GUARDIA CIVIL EN EXTREMADURA POR C...

Fernando Santiago Caminero, de 62 años de edad, era un ...

Enlaces

  • Guardia Civil
  • Publicaciones y Boletines