Hazte socio ya!
RSS

La pareja, que ha sido detenida por homicidio imprudente, hacía vida normal con sus otros dos hijos.

NINO-GERONA

Los Mossos d’Esquadra investigan las circunstancias que rodean la muerte de un niño, de unos siete años, cuyo cadáver ha sido encontrado este martes sobre la una del mediodía en un piso de Girona, en el número tres de la calle Joan Roca i Pinet. A falta del resultado de la autopsia, tras una primera inspección ocular, los investigadores sospechan que el menor podría llevar más de una semana fallecido. El cuerpo no presentaba, a simple vista, signos de violencia evidente.

Los padres del pequeño, un matrimonio afroamericano que vive en España desde el pasado verano, han sido detenidos por los Mossos d’Esquadra por homicidio imprudente. Tras tomarles declaración durante horas, los agentes del Área de Investigación Criminal de Girona, que se han hecho cargo del caso, han detenido a los padres del menor, de 38 y 39 años. Los dos hermanos de la víctima, menores adolescentes, han quedado a cargo de la Dirección General de la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), y han sido trasladados a un centro de salud mental por si fuera necesario seguir un tratamiento. Los padres pasarán en las próximas horas a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia que se ha hecho cargo del caso.

La pareja tenía el cadáver de su hijo en una habitación, mientras hacían vida aparentemente normal. Aunque es cierto que algunos vecinos hacía días que no les veían en la calle. Especialmente al padre, que habitualmente jugaba con su hijo fallecido, en una pista de deportes que hay frente al domicilio. A las seis de la tarde, el matrimonio continuaba en la vivienda, junto al grupo de investigación de los Mossos d’Esquadra de Girona y la comitiva judicia. A esa misma hora, el juez de guardia todavía no había autorizado el levantamiento del cadáver y estaba dejando trabajar con tiempo a la policía científica para hacer una buena inspección ocular.

El cuerpo fue descubierto sobre la una del mediodía cuando la propietaria del inmueble denunció a los Mossos d’Esquadra que había acudido a la casa a reclamar el pago de varios alquileres pendientes y sintió un fuerte olor muy característico. La mujer telefoneó a la policía autonómica al mediodía. Una patrulla se acercó hasta el piso y no tardó en entender qué ocurría. Los padres tampoco intentaron ocultar el cadáver.

La autopsia deberá determinar las causas de la muerte, si fue accidental o un homicidio. Y los padres, en sus declaraciones, si deciden colaborar con los investigadores, tendrán que explicar por qué no alertaron del fallecimiento de su hijo y por qué guardaban su cadáver en casa. El padre es ingeniero y la familia, al llevar poco tiempo en Girona, solo hablaban inglés.

FUENTE: La Vanguardia

Comments are closed.

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el C...

El pasado 25 de septiembre La Guardia Civil y el ...

Heridos tres guardias civiles al ser recibidos a t...

FUENTE: El País Al filo del atardecer, Ciri y Cabrera se ...

DETENIDO EN ANDORRA EL "RAMBO DE REQUENA"...

FUENTE: El Heraldo Andorra revivió este lunes el episodio más negro ...

MUERE EL OCTAVO GUARDIA CIVIL POR COVID-19...

FUENTE: El Correo de Andalucía El cabo mayor de la Guardia ...

MUERE EL PRIMER GUARDIA CIVIL EN EXTREMADURA POR C...

Fernando Santiago Caminero, de 62 años de edad, era un ...

Enlaces

  • Guardia Civil
  • Publicaciones y Boletines